dijous, 4 de març de 2010

Diumenge 7 de març: comença el CICLE de GÈNERE

Des de l'Assemblea de Joves continuem apostant pels cicles de cine com a una bona proposta d'activitat, des d'on matar les hores sense consumir ni haver de ser productius per la cara.

Cada diumenge, a partir de les 20h, CICLE de CINE sobre GÈNERE, al CSOA La Carboneria (c/Urgell 30).

Diumenge 7: Las mujeres de verdad tienen curvas

Diumenge 14: peli per determinar

Diumenge 21: The road

--




Las mujeres de verdad tienen curvas


Año 2002

País USA

Estreno 01-08-2003

Género Comedia

Duración 90 m.
ZINEMA.COM
T. original Real women have curves


Dirección Patricia Cardoso


Intérpretes América Ferrera (Ana)



Lupe Ontiveros (Carmen)



Ingrid Oliu (Estela)



George López (Sr. Guzman)



Brian Sites (Jimmy)


Guión Josefina Lopez



George LaVoo


Fotografía Jim Denault


Música Heitor Pereira


Montaje Sloane Klevin
Sinopsis


Ana tiene 18 años y le espera un futuro brillante. Está a punto de acabar los estudios de secundaria. Ha conocido a un chico al que le gusta tal como es. Ana es la primera de su familia que puede atreverse a soñar con ir a la Universidad, pero su educación modesta en un barrio del Este de Los Ángeles y la lealtad que siente por su familia la retienen. Carmen, su madre, tiene buenas intenciones, pero subestima el carácter de Ana y sus ganas de cambiar de vida. Carmen, una mujer muy tradicional que ha tenido una vida dura, ya no espera que Estela, la hermana mayor de Ana, se case. Ahora pone todas sus esperanzas en Ana para que ésta le dé los nietos que ella cree merecer. El trabajo se amontona en el taller de costura donde trabaja Estela. Ana, muy a su pesar, les echa una mano para terminar un pedido de vestidos. Ana se indigna ante el trabajo que requieren esos vestidos tan elegantes que llevarán unas mujeres cuya vida es muy diferente a la suya, vestidos en los que nunca cabrá. Durante las largas horas en el taller pasando calor, Ana empieza a darse cuenta de cuánto trabaja su hermana y del talento que tiene. Ana enseña a sus compañeras de taller a querer a sus cuerpos opulentos y a apreciar todo lo que les hace diferentes. Durante este proceso, descubre que nunca entenderá a su madre ni su madre a ella. Cuando acaban el último vestido, para Ana el trabajo ha terminado y ya puede ir en busca de su futuro.